Metalurgia

Ventajas y desventajas de un contrato EPC

0

¿Qué es un contrato EPC? Los contratos EPC también son conocidos como “contratos con llave en mano” y se trata de una forma de gestión de proyectos. Sus siglas significan “Engineering, Procurement and Construction” y en esta alternativa contractual los riesgos de la obra recaen en el contratista.

Lo anterior se debe a que el cliente le proporciona al contratista toda la responsabilidad del proyecto, esto implica los servicios de ingeniería, la adquisición de equipos y materiales y la ejecución de la obra. El beneficio para el cliente es que el contratista fija para él un precio que no va a variar incluso si la obra requiriera de gastos no previstos en el contrato inicial.
Asimismo, el cliente solo debe esperar a recibir la obra para empezar a operar la instalación.

¿Es tan ventajoso un contrato EPC?

Ventajas de los contratos EPC

La primera ventaja recae en el costo y es que no habrá gastos imprevistos al pactado inicialmente, en otras palabras, el cliente siempre sabrá cuánto será el total que gastará o invertirá.

Una segunda ventaja del contrato EPC, es que, así como se fija el monto de la obra, también el del plazo de entrega de aquella. De esa manera, el contratista debe hacerse responsable de las compensaciones en el caso de que la obra se retrase.

Un tercer beneficio de esta modalidad contractual recae en que el cliente no necesita invertir esfuerzos en la obra; de esa manera no se hace responsable de aspectos de esta, que no domina; estos recaen en manos de especialistas.

Finalmente, al contar con una empresa especializada en el sector, se obtienen todas las herramientas, personal, materiales y equipos necesarios para el buen desarrollo de la obra, así como la solución de problemas que puedan surgir en el proceso.

Desventajas de los contratos EPC

Aunque a grandes rasgos los contratos EPC suenan favorables para los clientes, existen una serie de desventajas o riegos de elegirlos, por lo que no son los ideales para todos los tipos de proyectos.

Una de las desventajas de los contratos EPC es que hay que tener cuidado, como cliente, de comunicar con claridad, a la empresa contratada todas las necesidades que se tienen y lo que se espera del proyecto; si esto no se hace, podría haber errores graves o desacuerdos al momento de entregar la obra. Otra desventaja es que, como en este tipo de proyectos el cliente corre con menos riesgo, suelen ser propuestas más caras que contratos como EPCM.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete! youtube

¿Cómo se hace un análisis granulométrico?

Anterior Artículo

¿Qué es el montaje electromecánico?

Siguiente Artículo

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Metalurgia