¿Qué es el carbón activado y para qué sirve?

El carbón activado es un tipo de carbón poroso que es usado en minería, para la extracción de ciertos minerales. Pero qué propiedades tiene este y cómo es utilizado para este fin.

¿Qué es el carbón activado?

El carbón activado es un purificante que tiene la propiedad de atrapar compuestos orgánicos, principalmente, que se encuentren presentes en gases o líquidos. A esta cualidad del carbón activo se le conoce como adsorción; que en el caso del carbón activo aumenta.

El carbón activo puede ser producido en diferentes presentaciones; por ejemplo, en polvo, pero también de gránulos o incluso de pelets cilíndricos. No todas las presentaciones pueden usarse para la misma aplicación, por ejemplo, el carbón activo en polvo solo es útil en la purificación de agua.

Usos del carbón activo

Aunque es un material usado en minería para la extracción de oro, este no es el único sector en el que es empleado, también se usa en otras industrias para:

 Potabilizar el agua
 Purificar el aire
 Tratar personas que presenten intoxicación aguda
 Refinar azúcar

El carbón activo en minería

Gracias a su mecanismo de adsorción el carbón activo es usado en minería. Dentro de los carbones activos que se producen, para este sector, se prefieren los de origen vegetal, en especial los que se fabrican con la cáscara de coco o melocotón, ya que suele ser más efectivo.

Cómo se recupera oro con carbón activo

La recuperación de oro con el uso de carbón activo pasa por tres etapas, estas son:

 Cargado – Mediante este primer paso el metal es adsorbido de la solución de cianuración. Existen tres métodos de cargado, estos son: el carbón de columna, el carbón de pulpa y el carbón de lixiviación.
 Elución y reactivación – Los metales se extraen del carbón en una solución concentrada.
 Recuperación – Gracias a la electrodeposición el metal es recuperado. En el caso de que el mineral a recuperar sea zinc el método que procederá será la precipitación.

Ventajas del uso del carbón activo en minería

La principal ventaja del uso del carbón activo en este sector es que el mineral no requiere ser tratado previamente. Pero esta no es el único beneficio que ofrece, también:

o El carbón activo puede ser usado en minerales lamosos y carbonáceos,
resistentes a otros sistemas.

o Los sistemas de carbón tienen un desempeño eficiente, independientemente de la ley de metales preciosos en solución.
o Tiene una gran capacidad de adsorción.
o Es resistente al desgaste.

Es importante tener en cuenta la actividad del carbón activo antes de su uso. Esto se debe a que los de alta actividad tiene una mejor adsorción, lo que previene la pérdida del mineral soluble; por otro lado, el carbón activo de baja actividad se emplea en circuitos menos susceptibles a la pérdida de minerales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *