¿Cuáles son las partes de una planta de aguas residuales

Las plantas de tratamiento de aguas residuales permiten contener el agua contaminada para que pase por un proceso que haga posible su reutilización. Pero cuáles son las partes de una planta de aguas residuales y para qué sirve cada una, aquí te lo contamos.

Sistema de rejas

Cuando el agua está por ingresar a la planta de agua residual es común que traiga con ella una serie de elementos pesados como arena, piedras, grasa, entre otros componentes. Para que estas no pasen al desarenador se fijan una serie de rejillas en el canal de tal forma que los sólidos vayan quedando atrapados en el camino. A esta parte del tratamiento se le conoce como desbaste.

Desarenados y desengrasador

Luego de pasar por las diferentes rejillas, el agua a tratar pasa por el desarenador, se trata de un tanque de flujo continuo que, como su nombre indica separa la arena del líquido. Esta parte del proceso, si bien separa sólidos, no separa sólidos orgánicos. En ocasiones el desarenador también puede ser usado como desengrasador, siempre y cuando el contenido de grasas del agua no sea alto. Los desengrasadores se requieren cuando se necesite un mayor grado de pureza del agua.

Decantador

Esta parte de una planta de aguas residuales se encarga de separar los diferentes componentes de líquidos por densidad. Este funciona por la fuerza de gravedad haciendo que los componentes más densos vayan al fondo del decantador.

Reactor biológico

Existen diferentes sistemas, uno de los más usados es el aeróbico que emplea microorganismos para la asimilación de la materia orgánica y los nutrientes disueltos en el agua residual. Los reactores forman parte de lo que se conoce del tratamiento secundario de aguas residuales.

Tanque para el tratamiento físico químico

En este tanque se hace uso de productos físicos o químicos que permitan alterar el estado físico de sustancias presentes en el agua como: aluminio, hidróxido de hierro, entre otras de carga negativa.  Mediante el proceso que se lleva a cabo en este tanque, logran eliminarse entre el 80 y 90% de materia suspendida. Las etapas del tratamiento físico químico son: coagulación, floculación y decantación.

Sistema de deshidratación de lodos

Este equipo permite eliminar el agua de sólidos logrando que estos últimos se sequen aún más. Los procesos de deshidratación de lodos se pueden clasificar en: espesamiento, compresión, calentamiento y filtración.

Secado de lodos

Permite reducir el peso de los lodos y se puede realizar por contacto, convención o radiación. En este último caso puede darse por radiación solar o por calentamiento mediante elementos infrarrojos. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *