¿Qué es un contrato EPC?

EPC proviene de las siglas en inglés Engineering, Procurement and Construction, qué significa “Ingeniería, Compras y Construcción”. El contrato EPC a gran escala como empresa se basa en el diseño de proyectos y contratos. Por esta razón, incluye el diseño preliminar detallo, la gestión de compras, construcción, supervisión y puesta en marcha de las instalaciones. 

Se puede realizar un contrato EPC en plantas industriales o en centrales hidroeléctricas, este tipo de contratos obliga al proveedor a culminar la construcción o el proyecto en un tiempo estipulado y con presupuestos establecidos.

¿Qué incluye un  contrato EPC?

Cabe resaltar que en este tipo de contratos incluyen prestaciones off shores (diseño e ingeniería en el exterior, así como provisión de bienes desde el exterior) y onshore (construcción y montaje de la obra en el país).

Al trabajar bajo este régimen, la empresa asume todas las responsabilidades, es decir, además de ejecutora es la administradora de las obras y del emprendimiento. Por consiguiente, actúa en todas las etapas del proyecto y está en condiciones de hacer:

  1. Ingeniería básica y de detalle
  2. Compra de materiales y maquinaria
  3. Gestión de la construcción civil
  4. Ensamblaje electromecánico
  5. Fiscalización
  6. Puesta en funcionamiento
  7. Operación
  8. Gestión de todas las etapas de la obra.

Responsabilidades del contratador y del contratista

Cabe resaltar que durante un contrato EPC, el contratador y contratista se basan en el principio de confianza, pero recuerde que los costos son reembolsables como parte de la forma de pago. En este punto exige al contratador estar dispuesto a asumir el riesgo de pagar todo lo que el contratista logre justificar. 

El dueño o propietario poco se involucra en la intervención del proceso de diseño, adquisición y construcción, entregando toda la responsabilidad de estas actividades a un solo contratista. De no confiar plenamente en ambas partes no se podría realizar ningún negocio, quiere decir que se necesita una confianza plena, superior a un contrato tradicional.

Dentro de los términos de una EPC,  el contratador interviene mínimamente sobre el servicio, a comparación del contratista que asume todo el riesgo como el costo y los ajustes que sean necesarios para que el proyecto se realice en la modalidad de una obra vendida, similar a una compraventa inmobiliaria. 

Si usted está pensando en un contrato EPC, infórmese bien antes de aceptarlo. Porque si desea participar en él, o tiene la oportunidad de una licitación; recuerde que este tipo de contratos exige amplia confianza de ambas partes. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *