¿Cómo construir una planta de tratamiento de aguas residuales?

Las plantas de tratamiento de aguas residuales son instalaciones a través de las cuales es posible retirar los elementos contaminantes del agua. De esa forma, el agua que llega al mar o a los ríos no contamina el medioambiente ni implica riesgos para la salud. Asimismo, gracias a aquellas esta puede ser tratada para volver a usarse, aunque no para ser ingerida o para el aseo personal.

Pero ¿es complicado construir una planta de tratamiento de aguas residuales? Por ser una obra de ingeniería, debe ser realizada por especialistas, en esta publicación te contamos más sobre el proceso.

Fase 1: Investigar el terreno

Permite identificar la mejor zona la para la instalación de la planta de tratamiento de aguas residuales. El estudio del terreno es determinante, además para el tipo de cimentación, así como las especificaciones de la estructura que se diseñará. Luego de este será necesario hacer un levantamiento topográfico.

Fase 2: Diseño del plano

En esta etapa será necesaria la realización de un plano que permita identificar cada área o unidad que presentará la planta.

Fase 3: Instalación de la caja derivadora

Esta se conforma por dos canales que reciben el agua y conducirla al desarenador o desviar el excedente del agua.

Fase 4: Construcción del desarenador

Igual que el anterior, consta de canales. En este se capta los materiales pesados que han sido arrastrados con el agua.

Fase 5: Construcción de cárcamo de bombeo

Está unido al desarenador y presenta forma circular que es considerado un instrumento de paso. El objetivo de este es el almacenamiento temporal del agua que será bombeada hacia el tanque distribuidor.

Fase 6: Construcción del reactor anaerobio

En este elemento de la planta de tratamiento el agua entrará y será tratada constantemente para luego ser descargada.

Fase 7: Construcción del tanque de secado de lodos

El tanque suele ubicarse entre los dos reactores de la planta. El objetivo de este es secar el lodo que se acumula dentro del reactor.

Fase 8: Construcción del tanque de lixiviado

Este servirá para almacenar el agua que se separe del tanque de secado de lodos.

Fase 9: Construcción del tanque distribuidor

Este suele construirse sobre el tanque de lixiviado. Su objetivo es quitar la presión al agua y distribuirla entre los reactores.

Fase 10: Construcción del gasómetro

En el tratamiento del agua se liberan gases. Estos pueden ser almacenados en el gasómetro para ser usado para cocinar, dar energía a un generador, etc.

La mejor recomendación para la eficiencia de una planta de tratamiento de aguas es contar con la máquina específica para cada proceso, tener el proyecto bien planeado y hacer uso de las mejores tecnologías. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *